Durante la fase de diseño de toda reforma integral que se aprecie, llega un momento crucial en el que nos toca decidir el pavimento de la vivienda.

Parquet para dar confort y naturalidad a la vivienda, laminado para lograr calidez evitando un futuro mantenimiento, baldosas porque es lo de toda la vida y son más resistentes…etc.

Si pensamos en la vivienda en general casi seguro nos decantamos en minutos por alguna de las opciones planteadas, bien por gustos, por experiencias previas o por desconocimiento de nuevo materiales.No obstante, la decisión se vuelve más complicada cuando detallamos el pavimento de la cocina o baño.

Es entonces cuando nos surgen las dudas e inseguridades básicamente por una cuestión: continuar o contrastar pavimentos.A cada hogar, según su tipología, su uso y su estilo, le acompaña una solución o la otra. Nosotros en este post vamos a defender el contraste, el choque de materiales, las dos caras de la moneda juntas…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat